Israel deja destrucción sin precedentes en Gaza, afirma ONU

0
414

La Oficina de Ayuda humanitaria afirma que la ofensiva israelí destruyó 18,000 casas y unas 108,000 personas quedaron sin hogar

La operación

La operación “Escudo Protector” duró 50 días.

La ofensiva israelí contra el grupo de resistencia islámico Hamás deja una destrucción sin precedente en la infraestructura de la Franaj de Gaza donde 18,000 casas fueron destruidas o gravemente dañadas, reveló Naciones Unidas.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) dijo que destrucción que dejó la operación militar israelí en Gaza carece de precedentes, donde además de los inmuebles destruidos o dañados, dejó también a unas 108,000 personas sin hogar.

“El alto el fuego -alcanzado el pasado 26 de agosto- en Gaza ha permitido una mejor evaluación de los daños estructurales originados por el conflicto y las organizaciones en el terreno indican que la escala de destrucción no tiene precedentes”, explicó la Oficina de Ayuda Humanitaria de Naciones Unidas.

El Ejército de Israel mantuvo durante 50 días una gran ofensiva contra Gaza, que sólo fue interrumpida por declaraciones de cese el fuego temporales que en la mayoría de caso no se respetaban.

El Gobierno israelí y las milicias palestinas firmaron hace el pasado 26 de agosto el cese de hostilidades definitivo, tras lo cual la Franja de Gaza se enfrenta a la descomunal tarea de la reconstrucción.

El total de viviendas que no se pueden utilizar más representan el 13% del total, sin considerar que antes de este conflicto la población ya sufría de un déficit de 71,000 unidades habitacionales, indicó la ONU.

Esta situación de penuria provocaba ya que una parte significativa de sus habitantes vivieran en condiciones de hacinamiento.

Recuento de los daños

Además, los servicios de electricidad y agua funcionan con enormes dificultades, en el primer caso debido sobre todo a que la única planta eléctrica del territorio palestino dejó de funcionar tras un bombardeo israelí a finales de julio.

El portavoz de la Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU, Jens Laerke, explicó que la planta no puede ser reparada por el momento debido a que varios técnicos en electricidad, así como en estaciones de suministro de agua, murieron en los ataques israelíes.

Por esta razón, sostuvo, sólo el 10% de la población cuenta con agua corriente a diario y en la mayor parte de Gaza sólo hay electricidad durante una parte del día.

La situación en la que ha quedado Gaza tiene un impacto adicional en los niños, ya que medio millón de ellos no podrán empezar el año escolar.

Según las evaluaciones coordinadas por varios organismos de la ONU, 1,8 millones de personas en Gaza se han viso sumidas en este nuevo conflicto israelo-palestino, que causó 2,116 muertos y 11,231 heridos.

Asimismo, hay 106,000 desplazados acogidos en casas de familiares o amigos, de los que 55,000 siguen en recintos de la Agencia para los Refugiados Palestinos de la ONU.

NO COMMENTS